jueves, 25 de agosto de 2011

Sobre letras y la vida...

Y me pareció muy interesante que la experiencia que para algunos puede resultar muy gratificante, para otros puede representar el peor de los panoramas...
Y ambas cosas están bien, porque cada uno responde de acuerdo a sus propias experiencias vivídas y pensar que algo que a mí me dá satisfacción, no siempre le tiene que resultar igual de placentero a los demás...

Creo que sería injusto creer que Julio Cortázar odiaba a todas las tejedoras del mundo, éste poema sólo refleja su profunda tristeza por el temprano abandono de su Padre, lo que lo llevó a vivir sin la figura de un hombre, viviendo entre las mujeres que lo rodeaban (abuela. madre, tía y hermana), las cuales vivían inmersas en las labores de los roles tradicionales de la época como el bordado y el tejido.

Entonces, qué panorama tenía ante sí un pequeño, sin presencia masculina que seguir?, además que era de salud frágil, enmedio de un tedioso matriarcado donde se anulaba su condición masculina? me lo imagino de regazo en regazo sin coseguir la atención de nadie,  acumulando todo ese rechazo y dolor a las labores que lo distanciaban de sus únicos seres queridos presentes y que con el tiempo lo manifestó a través de sus palabras...

Cuántas veces se nos acercan nuestros propios hijos cuando estamos tejiendo y apenas levantamos la vista para contestarles?

De pequeña yo odiaba el tejido, igual o más de lo que Julio Cortázar expresa en su poesía...
Porque, por fuerzas más poderosas que yo no comprendo pero respeto, mi Abuela dejó solos a mi Madre y tíos cuando eran muy pequeños, a pesar de eso, ya adulta  mi Madre nos llevaba a visitarla.
Y mi Abuela ni nos pelaba, qué creen que hacía?...Ajá!...Tejía...carpetas para los sillones, manteles para la mesa, adornos para la cocina...tejía y tejía y tejía...y yo qué sentía al verla tejer? un profundo enojo, a veces tenía ganas de meter el dedo entre los arcos con cadenas y jalar hasta que se rompieran, o prenderles un cerillo por la orillita hasta que se encendiaran, porque ah! qué regaños eran por mancharle o desacomodarle sus tejidos...
Ahora que he crecido y entendido muchísimas cosas ( Gracias Dr. Manzanarez, jijiji ), puedo ver todo lo que a veces hay detrás de un rechazo a algo en particular y que escondernos en una actividad puede ser una protección hacia lo más profundo de nuestros sentimientos.
Hoy, Honro y quiero mucho a mi Abuela y admiro sus tejidos y la habilidad que tiene, hoy está muy mayor y no teje, y se sorprende cuando le platico las cosas que yo hago y veo por el internet, tengo pendiente irme a tejer un día con ella, creo que eso al fin cerraría un ciclo en mí...y en ella... 

8 comentarios:

Jorge Chan M dijo...

Muy elocuentes palabras, muy atinada la reflexion, muchos saludos, bye.

Creando dijo...

Maravillosas palabras de una gran conocedora como lo eres tu, aprecio enormemente el que nos compartas parte de tu vida, es maravilloso conocer la parte familiar de una persona que esta a miles de kilómetros, yo, no crecí viendo a mi madre tejer, muy al contrario la enseñamos nosotras mi hermana mayor y yo, ella se crió en el campo con mucha pobreza, y por lo mismo no estaban dedicados a esas labores, lo que mi abuela tejía eran sombreros de palma, es otra mi historia, pero bueno "esa es otra historia, hasta pronto y que sigas compartiendo tus vivencias que por aquí vendré a leerlas

Jud dijo...

Cuanta paz me da leerte Bigú, y tus palabras me ayudan a comprender, incluso mis propias palabras,Tal vez sea que ese "supremo arquitecto" nos conecto por la misma inexplicable razón que el dia necesita de la noche, jijiji...Mi madre tejia, pero yo no odiaba el tejido, lo amaba con casi idolatria y aprendi de mirarla, pues mi ma no tiene paciencia para explicar nada! Y mi hijo y marido lo rechazan por la razon que tu expones!! Haz visto la pelicula "La historia sin fin" o mejor aun, leido el libro? Eres como mi sabia y longeva tortuga Morlag, jijiji...Un gran abrazo con todo mi cariño y respeto1

cheliluz dijo...

hola Bigu me has removido mucho en mi pues yo muchas veces me fugo en el tejido aunque dicen que es terapia yo siempre vi a mi madre y abuela y tias tejer y bordar y me gustaba verlas ademas me hace sentir que soy buena auque sea solo en el tejido gracias por compartir tan bonita reflexion.

Lauri - Insensata! dijo...

Muy buena reflexión Bigú!

Deya dijo...

Hola Bigú

Definitivamente hay ocasiones en que nos dejamos llevar por la superficialidad y no tomamos en cuenta el fondo,muchas gracias por compartir esta bella reflexión, aunque a mi en realidad no me gusta Cortazar ¿será porque nunca pude terminar de leer rayuela?

Marieta dijo...

Las vueltas que da la vida.
Maravillosa la vida en si.
Preciosas paralabras para tu abuela
besss

Patricia dijo...

Me encantó tu reflexión y la profundidad de la misma...gracias por compartirla creo que todas las que somos tejedoras hemos recibido la influencia de alguien cercano a nosotras. Besos
Patricia
http://sanasadicciones.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...